No es pais para madres

Bienvenidos a mi Blog

| 2 Comments

En 2012, a mi no tan tierna edad y después de una noticia de embarazo por alguien cercano a la familia, me entraron una ganas incomprensibles de ponerme a parir.

Siempre me gustaron los niños, me encantaba cogerlos, tan blanditos, tan monos, tan perfectos.

Pero ese deseo era completamente irracional, venía desde dentro, desde aquellas puñeteras hormonas que viven en mí y que, según mi pareja, afloran una vez al mes para querer matarlo. Ese hecho siempre lo negaré, que conste. Yo no sé nada ni he visto nada.

A lo que iba, esto me da mucha vergüenza admitirlo, empecé a indagar por internet cual loca poseída en busca de todo tipo de información sobre bebés.

Vivía el embarazo de la que abrió la Caja de Pandora como si fuera el mío propio, me proyectaba en ella y me gustaba hacerlo.

Empecé a echar cuentas, a mirar por foros cuanto tiempo tendría que esperar en un trabajo para que no me mandaran a hacer puñetas si me quedaba embarazada (no logré ver mucho consenso al respecto), con que edad las mujeres deciden tener hijos para no parecer unas loca, etc. Lo quería hacer todo muy formal y corriente, nunca me gusto destacar.

Muy a mi pesar los astros se pusieron en mi contra y ninguna información que busque, leí, volví a buscar y leí de nuevo me satisfacía. No tenía ni el promedio de edad, en este país, para estar embarazada, ni el tiempo prudente de permanencia en el trabajo para plantearte tener un hijo y nuestra situación económica no era la más adecuada.

A todo esto, yo no paraba de pensar en otra cosa y claro, estos pensamientos tú te crees que no pasan de tu mente pero no es así. Sin darte cuenta te ves diciéndoselo a todo el mundo creyendo que la gente te va a tomar por loca o que te va a decir que es muy pronto etc. Pensé intentarían por todos los medios quitármelo de la cabeza. Al fin y al cabo ¿para qué están los amigos y familiares sino para hundirte en tus mas profundas ilusiones?.

Nada más lejos de la realidad, ahora resulta que todo el mundo estaba (y está, y cada vez más) encantado con la idea.

O tal vez mi subconsciente me esté engañando y vea las cosas como no son.

Quiero un bebé, lo quiero con todas mis fuerzas, aun sabiendo que es una auténtica locura, aun viendo que me quedan un par de años para disfrutar de no sé qué cosa que siempre te dicen los que tienen hijos y están hartos de ellos. Aun así, a pesar de estar viviendo una de las mejores épocas de mi vida. A pesar de no estar del todo bien económicamente. A pesar de los pesares, no pasa ni un solo día desde entonces en el que no piense en un rubio correteando por la casa y sacándome de quicio.

Que ganas tengo que me saquen de quicio, y ser una más que diga “que me tenéis aquí, como a una negra”.

Por esto, porque ahora tengo mucho tiempo libre después de firmar la baja voluntaria el pasado enero y para no volverme loca, nació este blog.

Nació para desahogarme, para intentar proyectar esas ganas en otro asunto, para poder pensar en otra cosa que no sea la situación económica actual en la que estoy y en la que estamos la mayoría.

!! Para lograr no quedarme embarazada este año!!! Porque sería una locura….no?

(…..palabras de mi chico: “¿Pero eso será si yo quiero no?”, pobrecito….se piensa que puede elegir)

Post relacionados

2 Comments

  1. Me has dejado con la duda, ¿te quedarás embarazada? ¿Ganarás tú o tus hormonas? Jejeje… Me gusta mucho tu blog. Empiezo a seguirte a ver qué pasa al final :)

    • Yupiii! Mi primer comentario tb jejeje, el otro que había por ahí era yo misma…no me juzgues. Pues espero aguantarme porque como no viva del amor no se de qué. Pues un placer amiga 2.0. Seguimos en contacto!!

Deja un comentario

Required fields are marked *.