No es pais para madres

El club de las madres

| 16 Comments

Pertenezco a un nuevo Club o Clan para los más paranoicos. Es el club de las madres y eso te da nuevos derechos y deberes claro.

Tienes derecho a desahogarte con tus problemas todo lo que quieras y más pero tendrás que decir lo mono que está el hijo de la otra y escuchar también sus desgracias como si fuera lo que más te interesa en esta vida.

No me canso de decir lo admirada que estoy por las mujeres en general y por las madres en particular. Ahora que lo veo todo desde dentro me doy cuenta que somos de otros planeta porque no entiendo como no gobernamos el nuestro.

Somos la leche, pero como no nos dejan ponerlo en practica hemos desarrollado la necesidad de pararnos por la calle ante todo bicho viviente que quiera escucharnos, que siempre serán otras madres o gente que nos quiere demasiado para decirnos que les importa una gran mierda lo que estamos diciendo, para contar las veces que se nos ha llenado la mano de la adorable caca de nuestros retoños.

Me di cuenta de que ya formo parte de este club y, de lo que más me da miedo, de que me encanta hacerlo, una mañana que iba yo porteando a mi pequeñajo (ya os hablaré de mi experiencia fallida en ese campo) y me encontré con una conocida del pueblo.

Una conocida que ni nos saludábamos por la calle, es más… Nos caíamos como el culo vamos. Pero mutuamente además.

Tuvo gemelos y bien sabe dios que si tengo en alta estima a las madres a las que son de mas de uno ya las pongo en un altar.

Total, que nos paramos y estuvimos hablando una hora de reloj sobre las aventuras y desventuras de nuestra reciente maternidad.

Que os digo que nos conocemos de toda la vida y jamás habíamos hablado más de cinco minutos y fue en la feria de mi pueblo una noche completamente engañada por el alcohol.

Y así con todo mi circulo social. He cambiado mis conversaciones sobre tacones con mis amigos gays a hablar sobre reflujos con mis nuevas amigas mamis.

Me paro por la calle con mis compañeras de la clase de preparación al parto las cuales están rebañando los últimos días que les quedan de baja maternal para comparar a nuestros retoños y contarnos como nos está yendo con todo. Estoy quedando más con chicas que han sido madres y que antes tampoco nos unía una gran amistad pero que ahora parece que nos conocemos de toda la vida, etc.

!Y me encanta!

Es todo tan extrañamente superficial que a veces asusta.

De hecho nuestras conversaciones son monólogos escondidos bajos grandes dosis de diplomacia.

Sólo nos importa hablar de nuestros hijos y si preguntamos a la otra por el suyo es para luego poder comparar esos datos con el tuyo.

Una locura.

Y ya dejando de quitar lo mágico de todo este nuevo circulo social en el que me he metido de lleno, diré que tenemos una gran necesidad de contar lo que nos está ocuriendo y que es de una gran ayuda encontrarnos con otras féminas que están pasando por lo mismo.

Este nuevo club me gusta, ya me metí en el vuestro pero virtual hará un año y me encantó por lo que este ya ni os cuento.

No te sientes sola porque aunque mi hombre me ayude todo lo que puede (que no es suficiente muchas veces, todo sea dicho) esto se te hace, en algunas ocasiones, cuesta arriba.

¿No os he contado que me tiré mes y medio durmiendo en el sofá? No era capaz de dormir en nuestra habitación. Me ahogaba, no me preguntéis el por qué. Cuando vi que mi aspecto se empezaba a asemejar a Quasimodo lo volví a intentar y ahora puedo dormir como las personas normales. Cosas así no se las puedes contar a cualquiera a menos que esté pasando por lo mismo.

¿Y vosotras? ¿Habéis notado un gran cambio en vuestro entorno social?

Post relacionados

16 Comments

  1. Pues yo aún no soy madre..estoy a las puertas. Pero ya he notado que en mis conversaciones ya no hay otro tema que el de la maternidad, tipos de sacaleches..etc. Lo gracioso es que de repente te ves hablando de hemorroides o tipos de flujo que segrega tu cuerpo de una manera tan natural que hasta asusta!!jeje. Los de alrededor fliparán, más que nada porque seguro que les importa un….jejej, vamos como a nosotras antes de sumergirnos en este maravilloso mundo de la maternidad.
    Lo de tener un blog y hacer círculo social virtual sirve mucho, sobre todo para, como dices contar cosas que a cualquiera no le contarías. Ventajas del anonimato y de estar con gente que pasa lo mismo que tu.
    Veremos a ver como se me dá ese mundo ya de mami, cacas, tetas y gases. Un besito!! Por cierto, me parto de risa con tus entradas.

    • Pues hablarás de las secreciones de tu hijo con la misma naturalidad que le cuentas una receta de magdalenas, es así. Y menos mal que podemos desahogarnos entre nosotras porque sino explotariamos!!

      Me alegro que te gusten mis entradas, la verdad es que a veces solo nos queda el humor XD

  2. Yo aun no lo soy aun y ya me encuentro algo solita hay amigos con los que de vez en cuando quedábamos que se han esfumado un poco…y ni decir de los problemillas de embarazada que por mucho que lo intenten nuestras parejas nunca llegan a entenderlo del todo, el mio parece que se agobia cada vez que salimos a algun lado y me mareo como si lo hiciera yo queriendo jaja, sin embargo me ha pasado un par de veces estando con mi hermano pequeño y se me cae la baba del cuidadito que tiene conmigo. X eso en las clases de preparto (k eso si se lo tngo k reconocer a mi chico k vamos a todas hasta las k no nos tocan y el otro dia se trago un auténtico coñazo) me siento tan agustito viendonos a todas iguales y aprendiendo y preguntando con la suerte de k mi matrona es un encanto de mujer y de ideas en cuanto al parto muy parecidas a las mias. Me da curiosidad tu experiencia con el porteo el otro dia compramos ya el fular para portear a la peque (tb fuimos a una charla sobre el tema antes jaja) y estamos deseando usarlo los dos aunque no sabemos aqui en Sevilla a finales de Mayo ya con el calor si tendremos coj…de llevarlo jaja. Besotes.

    Psdt: pa k veas k yo aun no tngo la niña y ya me enrollo contando lo mio jaja.

    • No te preocupes por tu chico, por lo que veo te acompaña a las cosas importantes y está pendiente. Que se agobié es normal, y lo hacen de manera diferente. Ellos lo viven a su modo. Los tendremos que querer así!!

      Pues mi experiencia es buena!! pero no práctica para mi día a día. Una pena porque me enccanta. De todas formas lo porteo, poco pero cuando puedo lo hago.

      Pues luego hace mucha ilusión encontrarte a tus compis después de haber dado a luz y compartir experiencias.

      Un besote

  3. Hola Anita! A mi me daba pánico volverme de esas madres que está todo el día: que si mi hijo esto si mi hijo lo otro… la verdad es que hago esfuerzos por cambiar de tema cuando veo que la conversación solo se centra en la niña… Básicamente porque como más cuentas más das pie a que la gente opine y eso me pone de muy mal humor… si duerme contigo porque te da la gana, malo… si dueme en el cuco, malo… Mi entorno social no ha cambiado mucho porque la mayoria o son padres o se mueren por serlo por lo que están como locos con la niña.
    A mi lo que me ha sucedido es que cuando estaba embarazada estaba segura que podría volver a hacer muchas cosas de las que hacía como ir al gym, retomar las clases de inglés… y me empiezo a dar cuenta de que en realidad no tiene nada que ver con la realidad o al menos de momento. Veo como mi marido puede volver a entrenar y a retomar su vida pero yo… le toca pecho, se encuentra mal y solo yo la puedo calmar… total siempre pasa algo para que se pase la hora de la clase y lo peor… que me da un poco igual…
    Aix la maternidad que experiencia!

    • Exacto, a ellos le cambian la vida pero pueden seguir haciendo casi todas las cosas que hacian antes. Nosotras ni de coña, al menos de momento. Pero poco a poco. Aunque, como tu dices!!, me da igual. Estoy encantada con mi nueva vida aunque a veces me queje.

      Intenta hablar de tus cosas con otras madres pero no profundizar… Al menos para evitar los chismes o que la gente opine de lo que no debe.

      Cada casa tiene sus constumbres y las hay que respetar aunque es inevitable las criticas porque hasta nosotras mismas lo hacemos sin poder evitarlo.

      Yo también intento que no gire todo entorno al niño y hablar de otro tipo de cosas pero a veces me resulta imposible. Cuando tengo un rato para ponerme al ordenador me veo viendo cosas para le nene y yo… ¿Pero estoy idiota? en fin. Esto es así.

      Un besico

  4. Yo tengo una vida social envidiable, no he hablado con tanta gente distinta en años. Si no llega a obsesionar, a mí me encanta. Y puedo tirarme hooooras hablando de maternidad si no me paran.

    • Eso es, la verdad es que no he perdido la amistad con mis amigos de siempre pero tengo ahora otra gente con la que compartir esta experiencia. Yo he contado mi parto ya mil veces y lo que me queda jeje

  5. Definitivamente, pasas a formar parte del club, jajajajaja!
    Yo he notado cambio, pero sobre todo al principio, necesitas verbalizar todo lo que estás viviendo. Luego la cosa se calma. Pero sigues en el club. 😉
    Muas!

  6. Jajajaja, que grande Anita “Sólo nos importa hablar de nuestros hijos y si preguntamos a la otra por el suyo es para luego poder comparar esos datos con el tuyo.” Que lleno de eso están las conversaciones maternales, la de veces que una respuesta es “ui, pues el mio, blah blah blah…”

    Por lo demas, bienvenida al club, ya ves si cambia el circulo, yo creo que también por el vuelco tan grande que dan tus prioridades, pero bienvenido sea :)

    • Ya te digo, no cambio mi vida social ahora ni de coña. Aunque a veces necesite que sean un poco más grande prefiero esto. Besicos

  7. Guapa me alegro que todo vaya bien con Diego que ya después de seguir tu embarazo como su fuera un sobrino más jeje
    Yo estoy muy feliz con mi pequeña pero la verdad estas primeras seis semanas con los cólicos y dolores de pecho, más la falta de sueño y tiempo, están siendo muy duras. Y no me puedo identificar más contigo, vinieron mi suegra y madre para el nacimiento y al principio todo era competencia (horrible) pero una vez mi madre se fue, mi suegra no volvió a mover un dedo, e incluso esperaba q le diéramos nosotros de comer… Hasta mi marido alucinaba y eso que el es muy madrero pero fue una desagradable sorpresa para el… En fin, historias para no dormir…
    Un beso guapa!

    • Joer, te ha pasado lo mismo que a mi… Mi hombre está muy sorprendido por cómo se está portando su madre, está desconcertado, no entiende por qué.
      A mí con mi madre me sobra por lo que me da igual. Y la verdad es que tener todos los días a la suegra en casa pues como que no, prefiero que peque de defecto que de exceso.

      Un besazo y ánimo, los primero meses son muy duros

Deja un comentario

Required fields are marked *.