No es pais para madres

El embarazo y la Candidiasis vaginal ll

| 0 comments

CANDIDA ALBICANS

Por Lindsay Duncan, CN que aparecía in  “Opción Consciente”, noviembre de 1996

Candida Albicans es un hongo que está presente en todos nosotros. Se encuentra en las membranas superficiales y en las mucosas. En cantidades pequeñas es indemne pero cuando su crecimiento aumenta drásticamente puede estar devastando su salud. Es considerada una de las enfermedades todavía no-reconocidas que más prevalece del hombre moderno.

En un cuerpo saludable la Candida Albicans está en forma de levadura en nuestro organismo y está bajo control por las bacterias amistosas. Sin embargo, los antibióticos terapéuticos y los que se encuentran en las carnes que perturban el equilibrio delicado que existe en nuestros cuerpos.

Estos antibióticos reducen y debilitan  a las bacterias amistosas y permiten  a la Candida florecer. Las píldoras anticonceptivas, la cortisona también perturban este equilibrio.

La Candida se alimenta de azúcar, hidratos de carbono, comidas fermentadas como la cerveza, el vinagre y los embutidos.

El hongo Candida suelta toxinas en el torrente sanguíneo que tiene un efecto devastador en el sistema nervioso y el sistema inmune.

Esto crea una variedad de síntomas como:

  • Deseo de comida (dulces, bebidas alcohólicas, chocolate, etc.)
  • Alergias excesivas
  • Problemas vaginales
  • Picazón, irritación, dolor, ardor y enrojecimiento de la vagina y los labios vaginales y a veces hinchazón.
  • Un flujo vaginal inodoro que a menudo es de color blanco, cremoso o de consistencia similar a la leche cuajada.
  • Incomodidad o dolor durante las relaciones sexuales.
  • Ardor al orinar cuando la orina roza los genitales ya irritados.
  • Depresión
  • Alergias a ciertos alimentos
  • Cansancio extremo
  • Migrañas
  • Irritabilidad
  • Falta de memoria
  • Obesidad o pérdida de peso excesiva
  • Ge hinchazon abdominal
  • Diarrea o estreñimiento
  • PMS- sindrome premenstrual
  • Dolores de oídos
  • Entumecimiento y dolor de articulaciones
  • Mente nublada
  • Y muchos otros.

Este artículo puede llegar a ser algo radical pero me ayudo a ponerme las pilas con la comida y darme cuenta de la relación que tenía cuando comía más hidratos y cuando recaía con la Candida. Realmente existía esa relación.

Yo empeoré en el Erasmus, cuando comía pasta un día sí y otro no.

A raíz de saber todas estas cosas sólo como pasta una vez a la semana y he reducido la ingesta masiva que hacía de galletas, entre otras cosas.

Comidas que pueden alterar la flora instenstinal y, con ellos, proliferar en exceso el hongo:

  • Vinagre
  • Alcohol
  • Comidas fermentadas
  • La fruta con las comidas, mejor comerla sola
  • Tabaco
  • Azúcar
  • Hidratos de carbono

Más cuidados para evitarla:

  • Utiliza ropa interior de algodón que sea absorbente y evita los pantalones ajustados, especialmente los sintéticos.
  • Quítate de inmediato el traje de bañador después de nadar, y cámbiate la ropa interior luego de hacer ejercicio si has sudado
  • Evita los baños de burbujas, los jabones perfumados y el detergente para lavar la ropa perfumado y los productos en aerosol (spray) para la higiene femenina.
  • Limpia la zona genital suavemente con agua tibia. (Nunca te des duchas vaginales durante el embarazo o en cualquier momento).
  • Límpiate siempre desde delante hacia atrás después de orinar y evacuar.
  • Come yogur que contenga cultivo vivo de Lactobacillus acidophilus, que, en teoría, puede ayudarte a mantener el equilibrio bacteriano en los intestinos y la vagina. Hay pruebas contradictorias sobre la eficacia del yogur para prevenir la candidiasis vaginal, pero muchas mujeres aseguran que les ayuda. Y, de todos modos, ¡es una buena fuente de proteínas y calcio!

La candidiasis y tu bebé:

No afecta en absoluto al bebé, ni tampoco el tratamiento.

Si es cierto que si estas infectada cuando vas a dar a luz puedes pasárselo a tu bebé por lo que deberás tener cuidado con eso e intentar curarte antes.

Durante el embarazo, el alto nivel de la hormona estrógeno causa que tu vagina produzca más glucógeno, y esto a su vez facilita que los hongos candida, crezcan ahí. Algunos expertos creen que el estrógeno puede tener un efecto directo en la candidiasis, causando que los hongos crezcan más rápido y se peguen con mayor facilidad a las paredes de la vagina.

Post relacionados

Deja un comentario

Required fields are marked *.