No es pais para madres

Medidas para fomentar el emprendimiento y el autoempleo entre los trabajadores menores de 30 años

| 2 Comments

Implantación de una cuota inicial reducida (art. 1).

A través de la modificación de la LGSS (disp. adic. 35ª) y alternativamente al sistema previsto de bonificaciones y reducciones aplicables a los autónomos menores de 30 años -35 si son mujeres- (reducción del 30% durante los 15 meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta, y bonificación de igual cuantía, en los 15 meses siguientes a la finalización del período de reducción), se establece la posibilidad de aplicar reducciones y bonificaciones sobre la cuota por contingencias comunes en los términos y condiciones siguientes:

  • Beneficiarios:
    • Trabajadores por cuenta propia menores de 30 años (hombres y mujeres).
    • Que causen alta inicial o que no hubieran estado en alta, en el RETA o en el Régimen Especial de trabajadores del Mar –REM- (incluidos los socios trabajadores de Cooperativas de Trabajo Asociado encuadrados en estos Regímenes), en los 5 años inmediatamente anteriores, a contar desde la fecha de efectos del alta.

Quedan excluidos de la aplicación de la medida los autónomos que empleen trabajadores por cuenta ajena.

  • Cuantía:
    • Reducción del 80% de la cuota durante los 6 meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta.
    • Reducción equivalente al 50% de la cuota durante los 6 meses siguientes al período señalado en el punto anterior.
    • Reducción equivalente al 30% de la cuota durante los 3 meses siguientes al período señalado en el punto precedente.
    • Bonificación equivalente al 30% de la cuota en los 15 meses siguientes a la finalización del período de reducción.

Las reducciones y bonificaciones se aplicarán sobre la cuota por contingencias comunes, incluida la incapacidad temporal, resultante de aplicar a la base mínima el tipo mínimo de cotización vigente en cada momento. Tanto en este supuesto como en todos los contemplados en el RDL los empleadores aplicarán las reducciones y bonificaciones con carácter automático en los correspondientes documentos de cotización (disp. adic. 1ª RDL).

  • Período: máximo de 30 meses. Debe tenerse en cuenta que la posibilidad de opción por este nuevo sistema de reducciones y bonificaciones respecto a las ya establecidas con anterioridad viene limitado por el plazo que acaba de mencionarse, de modo que el cómputo total de las mismas no podrá superar las 30 mensualidades.

En la misma línea, pero ahora en relación con los discapacitados que se establezcan como autónomos, y a través de la modificación de la Ley 45/2002 (dis. adic. 11ª) donde ya se contemplaba para este colectivo una bonificación, durante los 5 años siguientes al alta, del 50% de la cuota resultante de aplicar a la base mínima el tipo vigente en cada momento, incluida la IT, se introduce ahora un nuevo beneficio en la cotización en los términos siguientes:

  • Beneficiarios:
    • Trabajadores por cuenta propia, discapacitados en grado igual o superior al 33%, menores de 35 años.
    • Que causen alta inicial o no hubieran estado en alta en los 5 años inmediatamente anteriores, a contar desde la fecha de efectos del alta, en el RETA o en el REM (incluidos los socios trabajadores de Cooperativas de Trabajo Asociado encuadrados en estos Regímenes).

Al igual que en el caso anterior, quedan excluidos los trabajadores por cuenta propia con discapacidad que empleen a trabajadores por cuenta ajena.

  • Cuantía:
    • Reducción del 80% durante los 12 meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta.
    • Bonificación del 50% durante los 4 años siguientes.

Tanto las reducciones como las bonificaciones se aplicarán sobre la cuota por contingencias comunes, incluida la IT, resultante de aplicar a la base mínima el tipo mínimo de cotización vigente en cada momento.

  • Período: máximo de 5 años. En este caso deberá tenerse en cuenta la previsión establecida para los que opten por este sistema en el sentido de que podrán acogerse posteriormente, en su caso, a las bonificaciones previstas por la Ley 45/2002 ya mencionadas (50% durante 5 años) siempre y cuando el cómputo total de las mismas no supere ese plazo máximo 5 años (60 mensualidades).

Compatibilización de la prestación por desempleo con el inicio de una actividad por cuenta propia (arts. 2 y 3)

Con el presupuesto habilitante – nuevo apdo. 6 añadido al art. 228 LGSS por el art. 2 RDL-, de que es posible compatibilizar la percepción de la prestación por desempleo pendiente de percibir con el trabajo por cuenta propia, cuando así lo establezca algún programa de fomento al empleo destinado a colectivos con mayor dificultad de inserción en el mercado de trabajo, y como excepción a la incompatibilidad que entre prestación y trabajo por cuenta propia estable la LGSS (art. 221), se reconoce esta posibilidad (art. 3 RDL) a los beneficiarios de la prestación por desempleo de nivel contributivo que se constituyan autónomos cuando:

  • Sean menores de 30 años en la fecha de inicio de la actividad por cuenta propia y no tengan trabajadores a su cargo.
  • Lo soliciten a la entidad gestora en el plazo de 15 días a contar desde la fecha de inicio de la actividad por cuenta propia, sin perjuicio de que el derecho a la compatibilidad de la prestación surta efecto desde la fecha de inicio de tal actividad. Deberá tenerse muy en cuenta que transcurrido ese plazo de 15 días no cabrá posibilidad de acogerse a esta compatibilidad.

Esta posibilidad se extenderá durante el tiempo pendiente de percibir con un máximo de 9 meses (270 días), periodo en el que no se exigirá al beneficiario de la prestación que cumpla con las obligaciones como demandante de empleo y las derivadas del compromiso de actividad (art. 231 LGSS) y en el que el SPE abonará al trabajador el importe mensual de la prestación por desempleo, sin incluir la cotización a la Seguridad Social.

Ampliación de las posibilidades de aplicación de la capitalización de la prestación por desempleo (art.4)

Se modifican las reglas de capitalización de la prestación por desempleo (disp. trans. 4ª.1 Ley 45/2002) en un doble sentido, por un lado, permitiéndose que los menores de 30 años (o mujeres menores de 35) que capitalicen la prestación por desempleo puedan destinar la misma también a los gastos de constitución y puesta en funcionamiento de una entidad, así como al pago de las tasas y el precio de servicios específicos de asesoramiento, formación e información relacionados con la actividad a emprender y, por otro, eliminándose cualquier límite máximo cuando:

  • Los beneficiarios sean menores de 30 años de edad.
  • Destinen hasta el 100% del importe de la prestación a realizar una aportación al capital social de una entidad mercantil de nueva constitución o constituida en un plazo máximo de 12 meses anteriores a la aportación.
  • Vayan a desarrollar una actividad profesional o laboral de carácter indefinido respecto a la misma –en este último caso debiendo mantenerse por un mínimo de 18 meses-, e independientemente del Régimen de la Seguridad Social en el que estén encuadrados.

Quedan excluidos de este supuesto:

  • Los que hayan mantenido un vínculo contractual previo con dichas sociedades.
  • Los trabajadores autónomos económicamente dependientes (TRADE) que hayan suscrito con un cliente un contrato registrado en el SPEE.

Nuevos supuestos de suspensión y extinción del cobro de la prestación por desempleo tras realizar una actividad por cuenta propia (art. 5)

Se introduce un nuevo supuesto de suspensión de la prestación por desempleo, de modo que mientras que con carácter general se suspende la percepción de la prestación por la realización de un trabajo por cuenta propia de duración inferior a 2 años (24 meses), en el caso de menores de 30 años que causen alta inicial en el RETA o en el REM se suspende por la realización de una actividad de esa naturaleza por un periodo inferior a 5 años (60 meses) [art. 212.1 d) LGSS].

Asimismo, en línea con lo anterior, se incorpora un nuevo supuesto de extinción para los casos en que la realización del trabajo por cuenta propia del menor de 30 años alcance o se extienda más allá de los 5 años referidos [art. 213.1 d) LGSS].

Ampliación voluntaria de la cobertura por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales

Con vocación de futuro, puesto que la cobertura obligatoria de las contingencias profesionales, que incluye la protección por cese de actividad, de los autónomos (disp. adic. 58ª LGSS) ha quedado aplazada hasta el 1 de enero de 2014 (disp. trans. 7ª LPGE para 2013) se establece que para los trabajadores por cuenta propia menores de 30 años la obligatoriedad se convierte en opción, pudiendo, por tanto, acogerse o no a la misma.

Fuente 1,

Post relacionados

2 Comments

  1. Pingback: Semana 6. Del mercado laboral y otras hadas | No es país para madres

Deja un comentario

Required fields are marked *.