No es pais para madres

Semana 11 de embarazo

| 30 Comments

semana-11-de-embarazo

(….)

(Es la misma foto, pero es que es la misma semana, no sabía cómo hacerlo)

Mientras tanto mi barrigota no para de crecer y se ha hecho visible a ojos de todo el mundo. He de decir que me encanta.

Me entra la preocupación de cómo me veré con unos cuantos kilos de más, si me dejará de gustar verme con una barriga tremenda y que me impida ver mis pies, entre otras cosas.

Si, llamadme frívola, pero en serio que me asusta. Sé que es un periodo y es pasajero pero a ver, nunca me he visto con kilos de más. Yo me sincero que si alguien me juzga por aquí yo no me entero y no me duele tanto.

A ver como llevo eso de que te cambie el cuerpo tanto. Supongo que con la alegría del embarazo se amortiguará el shock por decirlo de alguna manera.

Las náuseas se fueron de la misma manera que aparecieron. Lentamente. Pero se fueron. Todo un alivio.

Tengo muchos antojos, que para mí no son antojos porque siempre he creído que eso era una cosa que te entraba de vez en cuando y por comidas puntuales.

Mis antojos son generalizados hacia todo lo que lleve 5 kilos de azúcar, sea brillante, te pringue las manos o sea capaz de transparentar el papel. Eso es así.

He pensado en ponerme a aprender hacer repostería y así, con la excusa de tener que probar mis obras pues se me quitan un poco las ganas de zamparme todas las pastelerías de mi ciudad.

Y luego está el batido de oreo del VIPS que probamos en la calle grande (Gran vía) de Madrid. Creo que la inventaron los dioses y está hecha por vírgenes que viven en lo alto de una roca y es traída por unicornios blancos hasta el restaurante para mi deleite particular y recuerdo en general.

Llevo, sin exagerar, una semana que no se me va de la cabeza. He visto la receta por internet y, si no como en tres días, podré compensar las calorías que tiene.

Y el chorizo rojo… frito en la sartén. Sobre un bocata de pan recién hecho. Ese chorizo que llena de grasa las migas de dentro del pan, y el plato y, si me apuras, toda la boca. Grasa que relames después de comer. Y cuando te lo terminas, para tu desolación, te tiras media hora cazando migas con las yemas de los dedos en el plato mientras tu marido te mira con miedo por si te lo vas a comer a él también. Pues a veces he pensado en cubrirlo de chocolate y zamparmelo, así sin más.

Pero no todo es la fábrica de chocolate. Disfruto como nunca con la comida pero también tiene su lado oscuro.

La lista de comidas que no puedo ni  ver se alarga y cada vez la entiendo menos, ya que eran comidas que adoraba antes. Os la actualizo:

  • Comida asiática. La adoraba antes, era mi sitio preferido para comer y encima barato.
  • Comida mexicana.  Solo de escribirla me da repelús.
  • Pollo. Esto fue a raíz de mi mierda estupenda luna de miel. Sólo en cocido…Uuuuuum cocidoooo (voz de Hommer).
  • El pisto de mi suegra. Esto no me lo perdonaré jamás y es lo que menos entiendo. Me encantaba, es el mejor pisto del mundo y ahora no puedo ni olerlo.
  • El jamón cocido. Lo que me ha pasado con esto es que me sabe rarísimo, no tiene más. No es que le haya cogido asco sino que se me ha cambiado el sabor por completo.
  • La cebolla y el ajo. La cebolla la como ahora sólo en polvo.

 Mirando ahora la lista parece que he cogido manías a las comidas fuertes, ¿no? Que pueden caerme mal al estómago. Podría ser una explicación.

Otra de las cosas es la necesidad imperante de comer cada tres horas o cuatro como máximo. Ya no es la sensación de antes tan desagradable pero si un vacío en el estómago y un desfallecimiento que me hace ir a la cocina de inmediato.

Tampoco puedo asegurar que tenga más sueño. También hará que llevo una vida bastante tranquila y no son muchas las cosas que puedan hacerme sentir cansada. Sí que es verdad que tolero peor los paseos o el ir a hacer alguna cosa. Me canso antes.

El martes iré a la matrona, como ya os he contado. No me estoy comiendo mucho la cabeza por si irá todo bien o no, la verdad. Es un sentimiento que está ahí, el de preocupación me refiero.

Sentimiento de incertidumbre, de si estará bien o no. Sentimiento que me perseguirá de por vida con mi hijo.

Voy a ser madre, para toda la vida.

Lo soy ya.

 

Post relacionados

30 Comments

  1. Pingback: Semana 10 de embarazo | No es país para madres

  2. Pues sí, lo eres ya, desde que sabes que estás embarazada.

    Me parto contigo, la idea de la repostería no está mal 😉 vas a coger kilos sí, pero si eres de constitución delgada como parece por tus fotos, volverás a tu ser en unos meses. Incluso en semanas, depende. Don’t worry.

    Me alegro de que se hayan pasado las náuseas.

    Un besazo

    • No me tengo que preocupar tanto por eso, si cojo kilos pues nada. Me chocará pero bueno, tengo la excusa del embarazo jeje.

      Yo también me alegro, las digestiones si que se nota que las hago más lentas pero vamos ni de lejos de como me sentía antes.

      Realmente he estado mala un mes por lo que no me puedo quejar la verdad.

      Un besito!!!

  3. Como ya he comentado alguna vez por mi blog, después de tres hijos y no aprendo nada… Sigo echando de menos ESTAR EMBARAZADA. Soy lo peor. Así que voy a seguirte con mucho cariño, a ver si con vivir el embarazo contigo me conformo, no vaya a liarla, jajaja.
    Curioso, pero yo cogí manía durante los embarazos a casi todas las cosas que dices tú. Me sobra de la lista el jamón y me falta la cocacola. Estando embarazada no he bebido ni una sola, cuando normalmente hago esfuerzos por no beber demasiadas….
    Un beso

    • Jajajaja, espero que leyendome se te alivie un poco las ganas de volver a ser madres que YA TIENES 3!!! yo creo que voy a ser igual que tú. Por muchos que tenga siempre querré más XD

      Es curioso como cosas que adorabas antes ahora no las puedes ni ver o ni te intenresan. Son los cambios que más estoy notando con el embarazo, al menos de momento!!

  4. Lo eres lo eres, y mira que no es país para madres :) Yo con las comidas me dio un poco así también, de repente la comida asiática me hacía vomitar, irremediablemente, luego me pasé unos meses con un sabor super raro en la boca que hacía que muchas cosas me supieran fatal, y antojos super calóricos :(

    Madre mia, lo del batido del VIPS de Oreo tiene que ser mortalífico… Gracias a dios que no hay VIPS en Barcelona ya xD

  5. me encanta leerte!! espero que vaya todo bien, =) y si puedes pasate x mi blog =)

  6. Lo de los choricitos me ha matado, y mi estómago no para de hablarme desde que lo he leído… Me susurra: choricitosssss… grasientos…. grrrr….

    El tema de las comidas es algo que me preocupa mogollón xq mi estómago es mi punto débil, siempre con ardores, con alimentos prohibidos… Así que cuando me quede embarazada (de aquí un tiempo porque ahora no es el momento blabla) estaré acojonada con el estómago… :(

    Que barriguita tan guapa ya! 😀

    • Has visto mi barrigota?? ains que ilu.

      Pues yo te puedo decir que tenia cosas antes de embarazada que supuestamente se agravarian y ahora estoy ocmo nueva. También sufría de estomago y no estoy peor. Noto las digestiones algo más pesadas pero poco más.

      No te preocupes que no tiene porque pasar.

      Un besazo guapa!!!

  7. Nunca te culpes por lo que puedas sentir o pensar porque TODO lo que pienses o sientas será normal, hay muchos cambios. ¡Estás gestando una vida nueva, una persona!

    Lo de la barriga y los kilos a mí también me preocupaba, y creo que es algo relativamente común. Y, bueno, mi imagen iba cambiando de mes en mes, y me tocaba mirarme varias veces para reconocerme y asumirme. Y muy bien, oye, luego orgullosa de la tripita y de tener un buen embarazo :)

    En cuanto a lo de los alimentos… buf, cómo me suena 😀 A mí me pasó con el tomate, no lo podía ni ver. Y el chocolate, yo, que era de 2 o 3 onzas diarias, quedó relegado al olvido hasta el 7º mes o así xD

    Besitossssssssss

    • Con el tomate igual, me encantaba y ahora apenas lo pruebo. Es súper curioso lo de las comidas XD

      Yo de momento me encanta verme con la tripita que tengo, eso es un buen comienzo no?? jeje, espero seguir llevando bien los cambios

  8. No te obsesiones con los kilos. Unos días te verás horrible, otros superguapa… como antes de quedarte embarazada en realidad.
    Yo soy de cenar embutido y queso, pues dejó de apetecerme. No le pillé asco, pero casi.
    Y claro que eres una mami!!!!
    Un beso!

    • No creo que me obsesione, vamos espero que no. Sería para matarme, es normal que mi cuerpo cambia. Me va a chocar eso si.
      De momento se me va notando la tripa y me encanta, es un buen comiezo XD

  9. HOLA!
    Me parece que los 3 primeros meses no se engorda no???
    Ufff… estoy de 7 semanas (según mi ultima regla) … y despues de buscarlo… ahora lo huyo y no termino de creermelo… estoy en periodo de adaptacion y asimilacion…

    • Siri, corazón, me paso exactamente lo mismo. La verdad es que no me abri mucho por el blog pero tenia sentimientos encontrados. En la luna de miel empecé a sentir un cariñño especial y eso que estaba de 8 semanas ya, creo recordar o de 10 no sé.

      Te entiendo perfectamente y es completamente normal. No te preocupes.

      Se supone que no se debería de engordar los 3 primero meses, yo habré engordando 1 kilo más o menos. Es que ten en cuenta que retienes más liquidos y estas tetas que tengo tienen que pesar por narices.

      Estoy aquí para lo que quieras ok?? un besazo y no te desconectes

      • Muchas gracias Anita.
        Aun no se lo hemos dicho a nadie mi costi y yo. No me apetece nada decirlo… me parece pronto para que me esten mareando… y tambien pienso en una buena forma de decirselo… jeje.
        creo que he perdido peso estas semanas porque no tengo hambre ninguna, lo que si noto es que necesito comer mas veces pero poca cantidad para que me siente bien.
        En fín… no te preocupes te leo y releo siempre!
        Besos guapa!

        • Estás igual que yo!! necesidad de comer a menudo pero poco. Es normal.

          Un besazo y mucho ánimo!! ya me irás contando

  10. Si que se te nota si la barriguita!! Lo de las diferencias con las fechas, la que mas vale es la de las ecos..si jay mas d 10 dias d diferencia te cambian la fecha de parto.

    Y lo del hambre..jajaja..muy bueno, es x la hormona del embarazo..disfruta comiendo lo que quieras que ahora tienes excusa! ,;-)

    • Ya se me nota si, me lo ha dicho mi madres esta mañana y todo. Hace ilusión que te lo vayan notando la gente.

      De momento no hay tanta diferencia, espero que no me retrasen más la fecha de parto porque sino me veo teniendo el primero niño del año, que si me dan dinero por eso genial!! pero por lo demás no me gustaría.

      Un besazo y a comer!! no me estoy privando de nada, sino me dice el médico lo contrario seguiré disfrutando de la comida como nunca XD

  11. Que te preocupes por el peso es normal. No es motivo ninguno para criticarte, cada persona tiene sus preocupaciones y sus inquietudes… Jejeje

    Que hambre me ha venido al leer CHORIZO…..jajajaj a

    Te leo Ana. Un besote bien grande

    • De momento estoy súper contenta de que se me note ya el tripón, no paro de tocármelo jejeje

      Ains el choricillo, que cosita tan rica, el otro día me lo volví a cenar!!

      Un besazo y gracias por pasarte

Deja un comentario

Required fields are marked *.