No es pais para madres

Semana 17 de embarazo

| 28 Comments

semana-17-de-embarazo

Post con algo de retraso pero justificado.

Si las semanas anteriores se caracterizaron por un estreñimiento que me empezaba a preocupar por la total ausencia de mejoría, esta ha sido todo lo contrario. Literalmente.

Así soy yo, mujer de extremos.

El domingo pasado celebramos el cumpleaños de mi suegro. A las seis de la mañana me empezaron unos calores de la muerte y me tuve que levantar a beber algo de agua fresquita.

Me entraron ganas de ir al baño y eso era una situación que no podía desaprovechar por mucho que me extrañase aquellas horas para dicho propósito. Me dispuse, muy contenta yo, a coger el portátil y mi vaso de agua y, una vez bien equipada para lo que se sabía cuando empezaba pero jamás cuando podía terminar, me dirigí a visitar a mi ya olvidado señor Roca.

Al principio guay pero cuando creí que me iba a desintegrar ya solté el portátil y me fui a la cama a quejarme a mi hombre.

Me echó la bronca encima: “¡tú! Tienes que cambiar la alimentación porque estas variaciones no son normales, mañana hablamos”

A las ocho de la mañana la situación se hizo preocupante, sobre todo por el hecho de que él empezó también con la fiesta.

Llamamos a la familia y estaban todos igual.

A las diez nos fuimos a urgencias. Decidimos ir por lo privado. Hubiera preferido ir por lo público pero me iban a tener esperando mucho tiempo y no podía con mi alma. Él estaba mejor que yo.

Me mandan reposo y dieta blanda.

A la madrugada siguiente volvemos y me ingresan por deshidratación.

Nos dicen que no me preocupe por el bebé. Mientras yo esté hidratada no tiene por qué pasarle absolutamente nada.

No dicen que no tiene pinta de salmonelosis sino de gastroenteritis aguda.

Yo sigo preocupada por el bebé. Mucho.

Mi suegra y mi hombre son los que mejor están.

Me dan el alta después de inyectarme suero y paso la mañana y parte de la tarde relativamente bien.

Se cancelan las vacaciones a Holanda.

Esa tarde nos llaman de sanidad diciendo que tiene toda la pinta de salmonelosis y que nos hagamos un cultivo y lo llevemos inmediatamente a nuestro centro de salud.

Entre que estaba mala y el disgusto pues paso la tarde fatal.

Encima mi querida vecina llama al porterillo para preguntar por mi y me dice que si ha sido el huevo me vaya preparando. Que eso para el niño es muy malo pero que me lo habrán dicho ya. Yo le digo que no sabia nada pero que “muchas gracias”.

Mi pariento la disculpa diciendo que es una persona mayor y que dicen las cosas así pero alucina igualmente.

Hago por sentir al bebé pero nada, no noto nada.

Volvemos a urgencias de madrugada y me ingresan todo el día. Recogen la muestra y a esperar los resultados.

Me tranquilizan diciéndome que no tiene pinta de salmonelosis, que los de sanidad tienen un protocolo un tanto alarmista en estas situaciones ya que, en el caso de que fuera, entra el tema legal y es importante actuar lo antes posible.

Nos informan que la salmonelosis no daña, en principio, al bebé, al menos que se cuele en la sangre y eso sucede sólo en casos puntuales y de extrema gravedad.

Me dan el alta y desde el jueves en casita tranquila.

No he estado tan mala en mi vida. El resto de la familia se recupera también.

Creemos que fue el huevo o la bechamel. No lo sabemos pero desde luego menudo susto.

Ya estoy mucho mejor aunque el estómago lo tengo destrozado.

El punto positivo de la semana es que ya no estoy estreñida. Algo es algo.

Otra cosa muy bonita que nos ha pasado es que hemos notado al bebé, yo más que él, claro.

Desde la semana 14 noto cosas raras pero no puedo asegurar que fuera él. Notaba las famosas burbujitas de las que tanto hablan. Muy de vez en cuando y sólo cuando estaba tumbada.

Esta semana ya puedo decir que lo he notado al 100%, con sus pataditas y movimientos. Pongo la mano y también lo siento. Siguen siendo esporádicos pero siempre después de cenar y tumbada en el sofá.

Mi hombre puso la mano y también sintió como una presión en partes de la misma y fue precioso.

La semana que viene queríamos ir al ginecólogo para ver que está todo bien, sabemos que no tiene por qué haberle afectado en nada pero nos quedaríamos más tranquilos si lo viéramos.

Tranquilidad que me invadió ayer por tal tarde cuando me pegó una patadita después de muchos días sin hacerlo y se me saltaron hasta las lágrimas. Menos mal.

Esto es un sin vivir, que me esté muriendo en el baño y que sólo piense si está el bicho bien tiene cojones.

En fin, esta ha sido mi hermosa semana. No he podido publicar nada a pesar de tener muchos post en el tintero. Me pondré al día.

He perdido los 4 kilos y pico que llevaba cogidos en todo el embarazo. Ahora peso 51. A ver si los recupero pronto.

Post relacionados

28 Comments

  1. Ayyy Anita, menudo susto lo has tenido que pasar muy mal. Coño, si lo estaba leyendo y estaba yo angustiada por ti y por Diego jaja. Menos mal que tu niño es muy espabilado y dijo vamos a pegarle una patadita a mama para que vea que estoy bien. He echado de menos tus posts, pero me alegro que estes mejor. Y en cuanto a los kilos, yo te doy los que quieras eh xD
    Besitos.

    • Yo también os he echado de menos, y encima esta semana tenía muchas cosas que poner pero bueno, ha sido sólo una semana. Enseguida me pongo al día!!!

      Un besazo!!

  2. Ya me extrañaba que no dieses señales de vida. Vaya semanita habrás pasado! Bebe mucha agua, y a partir de ahora come solo cosas que te den 100% confianza porque está visto que tienes que llevar cuidadillo con el estómago. Los kilos, en estar mejor los recuperarás, ya verás.
    ¿A qué es emocionante cuando te dan las pataditas? Ahora son poquitas, pero ya verás, ya.
    Un beso!

    • ¿Quién iba a pensar que mi suegra nos envenenaria? menuda semana si pero bueno. Ahora no pienso comer huevo a no ser que yo lo haya cocinado para ver antes si está bien o no. Con estas calores se pone malas las comidas enseguida.

      Es increíble lo de las patadas, son tan leves que a veces te cuesta creer que sean y, de pronto, te da otra y dices siiiiiii!! ahí está mi gordo. Es genial, deseando estoy de sentirlas más XD

      Un besazo guapa

      • Ui pues con las semanas te lo vas a pasar en grande notándolo, viéndolo y hasta haciendo videos. Yo muchas veces me río sola al ver esos contoneos “barriguiles”

        • He visto vídeos en internet que son increíbles. Ves como se le deforma totalmente la tripa. Quiero todo eso!! si me pasa así de fuerte lo grabo y os lo subo para que lo veais XD

  3. Bueno una experiencia más para explicar y que se ha quedado sobretodo en un susto, que es lo más importante.
    Por los kilos no te preocupes, a mi hace un mes pasó algo parecido con el peso, pero en cuanto vuelves un poco a tu dieta habitual los recuperas. Además piensa que la que ha perdido peso eres tu, el pequeño está bien. De verdad, no te preocupes por los kilos (te lo digo yo que ando cada semana pesándome en casa… que irónico).
    Ahora a hacer caso a los médicos con el tema hidratación y hacer lo que dices de ir a ver al peque estará bien, os quedaréis ya tranquilos del todo.
    Un saludo y muchos ánimos.

    • Si me imagino que lo que habré perdido son más líquidos que otra cosa por lo que no debería de tardar en cogerlos.

      Es gracioso porque me preocupaba estar cogiendo kilos de más y ahora me he dado cuenta que lo que tengo que estar es sana y no preocuparme de esas tonterias.

      Un besazo y muchas gracias por los ánimos!!

  4. He leído el post con el alma en vilo, ¡no quiero pensar en cómo te sentirás tú! Pero lo mejor es que estés tranquila, así además es más fácil sentir al bebé. ¡Ánimo y salud!

    • Ains Patricia, menuda semanita. Ahora que estoy todo bien veo que no ha durado tanto. Me decían los médicos que podía estar mal hasta diez dias, menos mal que no.

      Un besazo y muchas gracias!!

  5. ¡Vaya susto! Me alegro que estés bien y haya patadas que tranquilizan. Mucho ánimo y seguro que no será nada. Ya nos contarás tras la visita al ginecólogo.
    Un saludo,
    Lucía.

    • Hola Lucía, tranquilizan y mucho la verdad es que sí.

      En cuanto vaya os cuento aunque por mí no iba la verdad, me quedo más tranquila sintiéndolo pero mi pariento si que quiere ir (es hipocondriaco)

      Un besazo

  6. Ainnns mi gorditaaaaaa!!! k mal lo has debdo pasar… pero bueno al final no fue demasiado grave y estais bien los tres!! besukis

  7. Ya me extrañaba a mi que tardaras tanto en actualizar! Vaya susto! Menos mal que ha pasado todo y ya verás como Diego está muy bien.

    ¿Has visto que bonito es sentirlo? Yo llevo dos o tres semanas notando a mi nena y desde hace dos días también la nota mi marido. Y que ilusión hace cada vez que se mueve como diciendo “que estoy aquí!” Un besito y me alegro de volverte a leer!!

    • Hace muchisima ilusión, es cómo decir: es cierto que hay algo dentro. Interactúas más con él y ya pasas a otro nivel.

      Me paso el día intentando sentirlo en cada momento jeje.

      Un besazo y me alegro de que ya sientas a tu nena también!!!

  8. Ya te echaba de menossss en la blogosfera!! Snif snif.

    Bueno… un susto, una anécdota, una aventura de embarazo que contar. Ahora ya está pasado, y Diego ni enterarse del asunto… Y tú, una campeona. Que estas cosillas te entrenan para estar preparada para ser madre, y notar ya en primera persona que a partir de ahora la prioridad en la vida será él, y luego ya si eso… tú. Cosas de madres!!

    Por cierto, vaya tela con la vecina tocahuevos… Q poca vista y empatía tiene la gente… madrededios.

    Y q pasada lo de las pataditas!! :) Ohhhh

    Un besazo

    • Es cierto que te vas dando cuenta que tu pasas a un segundo plano y que lo importante ya es él. No te importa que así sea, es como tiene que ser pero te alucina ver hasta que punto te preocupa su bienestar. En fin, voy adentrandome cada vez más es este mundo XD.

      Un besazo y un cero para mi vecina si…¬¬

  9. Ains qué puñeta, una salmonelosis no es moco de pavo. Espero que te encuentres mejor y me alegro muchísimo de que ya sientas a tu bichejo. Un besote.

    • Muchas gracias guapa, a ver si nos dan los resultados del cultivo pero ya estamos todos muy bien por lo que dudo que fuera eso.

      Un besazo!!!

  10. Menudo susto, no me extraña que estuvieses preocupada…Por suerte todo ha quedado ahí. Ha comer y recuperar fuerzas!!
    Besos!

  11. Ay Anita! Que susto… menos mal que estás más tranquila ya. Cuándo te dan los resultados de la muestra?
    Que lindas son las pataditas… sabés a mí también me pasó de sentir las borbujitas antes y eso que todos decían que no podía ser… Bueno, tranqui, a subir de peso y a sentir al peque…
    Esperamos tus noticias… por cierto… hermosa pancita… ya se re nota!!!

    Besotes

    • Pues no sabemos nada, deberían de estar mañana como mucho y supongo que nos llamarán con los resultados. Si no sabemos nada de ellos mañana llamaremos a ver que narices pasa.

      Has visto que panza?? yo habré adelgazada pero ella sigue su ritmo, crece por días en increíble XD.

      Un besazo preciosa!!

  12. ¡Qué mal!
    Espero que pronto nos escribas un post diciendo que estás bien y todo marcha genial.
    Ánimo.

  13. Pingback: Semana 18 de embarazo | No es país para madres

Deja un comentario

Required fields are marked *.