No es pais para madres

Semana 20 de embarazo

| 16 Comments

semana-20-de-embarazoEn el ecuador del embarazo puedo decir y digo que mi pasión maternal y mi conciencia de la misma es directamente proporcional al crecimiento de mi tripa. No me da vergüenza admitirlo.

He pasado de tener tripita a tripón, con todas las letras. ¿Qué puedo decir? Contra todo pronóstico, me encanta tenerla. No pasa un solo día en el que no compruebe frente al espejo que ha crecido más que el día anterior y en el que no desee que llegue el día siguiente para comprobar que está aún más grande.

El embarazo está siendo intenso, como es normal, pero rápido. Me estoy fumando las semanas, por así decirlo.

Estoy algo más tranquila y nos iremos a pasar el fin de semana a mi pueblo por lo que espero poder terminar de relajarme del todo, aunque sea por poco tiempo.

Aunque tenga muchas cosas encima las estoy haciendo con gusto. Ahora toca lo mejor, decorar la habitación, comprar todas las cositas, la ropita, organizar todo… Es estresante pero “sarna con gusto no pica”.

Como os comenté en mi anterior visita al ginecólogo, me dijeron que tenía la placenta baja y quise visitar a mi ginecólogo privado para ver qué me decía.

Sigo con el trauma de esa visita y me cuesta contarlo porque es revivir todo (qué dramática me estoy poniendo) pero me he propuesto dejar legado de mi embarazo y es lo que toca.

Allá vamos.

De la placenta no me dijo nada. Me comentó que es lo de menos, que no me preocupe lo más mínimo, que tenga cuidado y ya está.

La fiesta empezó cuando me dijo que, viendo mi vejiga, volvía a tener cistitis y que se me estaba formando una piedra en la vesícula. En vez de decirme que todas estas cosas eran normales en el embarazo porque somos mucho más propensas y que desaparecen una vez finalizado el mismo empezó a atacarme, de nuevo, con la comida.

Que no debo comer azúcar, que he engordado una burrada (5 kilos llevo en todo el embarazo, peso 56 kilos y mido casi 1,70… ¿Me tengo que preocupar? ¿en serio? Como si engordo 10), que si sigo con infección de orina (el resultado de la analítica me dio negativo) voy a abortar (si, lo tengo grabado porque fue mientras me hacia la eco), que seguro que tengo el colesterol alto, que me van a salir estrías, etc.

Luego dijo que no me quedase tan seria, que no quería perder la amistad pero que tenia que ser consciente de que no podía comer nada de bollería ni cosas con azúcar porque me provocaba la infección y que había tenido contracciones y que, por eso, podía perder al niño. Que si seguía cogiendo peso de esa manera me iba a meter en 16 kilos al final del embarazo y eso era malísimo.

No os lo creeréis pero es un resumen de todo lo que me dijo.

A pesar de mi aparente infección no me mando ningún antibiótico sino que me siguiera comprando el Cistitus (30 euros la caja, ¿Os he comentado que tiene un boli con la marca?), hierro (no tengo anemia, la analítica me dio perfecta) y otros antibióticos porque le dijimos lo de la salmonelosis y nos comentó que me tenían que haber mandado eso. Tampoco me los pienso tomar.

Se despidió intentando quitar importancia al asunto y diciéndome que todo era por mi bien.

No pienso volver, mi hombre está de acuerdo.

Me duele porque es mi ginecólogo de toda la vida y porque es bueno en lo suyo. Siempre os he comentado que se sobrepasa pero que lo prefería porque son temas de salud. Lo que no pienso consentir es que me amargue el embarazo y que me diga todas las cosas que me dijo, no tiene ningún derecho hacerlo y está tan obsesionado con la comida que no se da cuenta de las burradas que suelta por su boca.

Creí que seria bueno aprovechar todos los médicos que tenía a mi disposición durante el embarazo y me he dado cuenta que lo único que he conseguido es llenarme de miedos y de complejos.

Iré a la seguridad social, como siempre, y si en algún caso quiero consultar algo con el privado (me tendré que buscar a otro) pues iré pero como algo puntual.

El exceso de información es igual de malo que la falta del mismo. Cada uno te dice una cosa y no puede ser.

Aquella noche, después de la consulta, no pegué ojo. Cada tirón en el vientre, cada patada del mi bicho era interpretada por una posible contracción. Me estaba volviendo loca. Me tiré dos días con un miedo en el cuerpo que no podía ser.

Quiero disfrutar de mi embarazo y no quiero estar pensando constantemente en cada cosa que como, en cada cosa que hago, en lo que pueda pasar, etc.

Me voy a cuidar, como lo estoy haciendo, comiendo todo lo sano que pueda y si de vez en cuando me quiero zampar un bollo pues me lo zampo, voy a ir a mis revisiones y punto. Por mi que no quede pero quiero disfrutar esto a tope.

Esta mañana he ido a comprarle ropita y me ha encantado. Haré un post a parte con todas las cosas que estoy adquiriendo.

He vuelto a casa emocionada, es muy superficial pero me ha hecho muchísima ilusión empezar a pensar que todas esas cosas las llevará puestas en unos meses y va a ir tan guapo que me lo voy a comer. En serio, ya lo dije en otro post, tengo miedo de comérmelo.

Para las futuras mamis miedosas del mundo mundial, un consejo de una que ya está aprendiendo de pequeños errores, más que un consejo una frase que me ha ayudado mucho: “lo normal es que todo vaya bien”.

Para las más calculadoras: “estadísticamente lo normal es que todo vaya bien

Nos tenemos que quedar con eso.

Y no me despido sin antes decir que no para de darme patadas y ya me despierta de madrugada con ellas. Yo creía que cuando tu dormías ellos también lo hacían, sería todo un detalle… Me queda mucho por aprender.

Post relacionados

16 Comments

  1. Yo no sé si tendrá razón, pero lo cierto es que tiene poco tacto para tratar contigo. Solo por eso es mejor que cambies.
    No debes despreocuparte (dentro de nada te harán la prueba del azúcar, yo a partir de ahí no pude tomar ni dulce ni muchas otras cosas) pero no puedes vivir amargada, tan mala es una cosa como otra para el niño.
    Sé que encontrarás la manera de estar bien, tranquila, pese a los sustos. Si necesitas hablar, reir o llorar, aquí nos tienes.

    • Yo no dudo de la razón que lleve pero todo lo que me dijo se basó en lo que podía pasar… En suposiciones. No digo que pueda perder al bebé si tengo infección de orina pero no creo que tenga tanta infección si ni me dio positivo en orina, ni tengo ardores, ni sangro ni nada. Sé lo que es una buena infección de orina, las he tenido a pares.

      Y con la comida igual, por supuesto que es malo el colesterol en el embarazo y comer mierda pero es que no es el caso.

      Tacto no tiene ninguno, lo he aguantado hasta ahora porque prefiero que se pasen de cuidadosos a que falten pero no puedes vivir con un miedo constante con lo que puede pasar, hay que cuidarse pero los excesos son malo tanto para lo bueno como para lo malo y no te puedes poner tan dramático y decir todas esas cosas a una persona que no sabe de medicina y que puede asustarse con cualquiero cosa que le digas y que no le digas. Hay que tener mucho cuidado.

      Más me duele a mi no querer volver, al menos durante el embarazo.

      Gracias por estar ahí Patri, siempre son un consuelo tus comentarios XD

  2. Si es que muchas veces despues de que te cuesta el dinero es peor el medico privado. A mi madre le paso con el pie, se gasto un dineral en una consulta privada de un medico al que mi abuela va hace muchos años, todo para que el tio le dijera que el no trataba esas cosas, le cobro sin mirarla y adios muy buenas. Ademas ya sabes que debes estar tranquila, que tu misma has visto las contradicciones del ginecologo no? Pues ala, tu a relajarte y disfrutar que ya mismo lo tienes contigo pegandole bocaditos en los cachetitos jiji. Besos!

    • Estoy súper tranquila de verdad, no pienso volver a ir. Cada vez que se lo cuento a alguien alucina…

      Ahora estamos con su habitación y muero de amor cada vez que coloco algo XD

  3. Tengo ya 13 semanas y encontre tu blog buscando informacion.
    Este es mi tercero, tengo un niño de 11 y una niña de 9, pero ha pasado tanto tiempo que parece que fuera primeriza asi es que me haces mucha compañia.
    Soy de Chile, y al parecer aqui las cosas son más fáciles. Mi doctor es lo menos preocupado y sobre todo es muy tranquilizador. Con tu peso y estatura no deberias tener problemas, que todo siga tan bien como hasta ahora.

    • Enhorabuena por tu embarazo y bienvenida a mi blog!!

      Muchas gracias por tu comentario y por los ánimos, espero verte más a menudo por aquí y que todo te vaya muy bien con tu bichito, ya me irás contando!!

      Un besazo

  4. Vaya hombre!! parece que se ha propuesto que no disfrutes de este momentazo de la vida.
    A ver que si, que siempre hay que tener cuidado con los excesos y esas cosas, pero es que la misma palabra lo dice, EXCESOS… Con lo del peso no te amargues, si te cuento que yo en la revisión de las 24 lo pasé fatal por el mismo motivo… llevaba un peso genial, una alimentación cuidada (vamos, como la que tu dices, comiendo sano y en caso de apetecerme un dulce, me lo comí, pero siempre con mucha cabeza), pues en cosa de cuatro semanas 4kg!! bueno pues me cayó la del pulpo…
    A la siguiente revisión, el otro gine que me lleva me dijo que es normal, QUE TODAS LAS EMBARAZADAS HACEMOS DOS PICOS ALTOS DE PESO. Y que no es motivo de alarma ni mucho menos, otra cosa es que claro, a la siguiente revisión también hayas ganado demasiado.

    No va nada bien saber demasiado sobre “todo”, porque entonces a todo le buscas el lado malo o lo posible malo que pueda ser. Así que creo que la opción que has tomado es la mejor y que ahora sabiendo de lo de la posible cistitis, ir con cuidado es lo primordial y lo que debes hacer, pero el cuidado que llevarías si te dijeran en una situación normal que te puede pasar, nada de obsesiones.

    Y di que si!! compra muchas cositas, mirate muchisimas más, agobiate en las tiendas porque no sabes que camiseta te gusta más o cual le quedaría mejor.

    No se si te lo digo cada vez que te escribo, pero todas y cada una de las veces que lo hago pienso lo mismo: – Disfruta del embarazo, disfruta al máximo de este momento mágico.

    Un saludo, muchos ánimos y para lo que sea, esta primeriza a punto de obtener la L está aquí para lo que necesites 😉

    • Muchisimas gracias por tu comentario de verdad, es increíble el tacto y las obsesiones de algunos médicos eh? no pienso preocuparme por mi peso, faltaria más.

      Si cuando me hagan la prueba del azúcar resulta que me da alto pues ya tendré cuidado y me daré cuenta que no estoy comiendo bien pero de momento, sin evidencias, no pienso preocuparme. Como bien pero de vez en cuando no pasa nada por comer algo de dulce joder. En fin, que cada vez que pienso en aquella consulta me pongo de mala leche. Que se fastidie que se ha quedado sin una paciente para engrosar su nómina.

      Un besazo guapa!!y gracias por lo ánimos de nuevo XD

  5. buaa soy yo y le habia pegado una contestacion.. vamos ni se te ocurra volver por alli? es casi para denunciarlo en fin.. y ya tienes barriguita eh jeje bests

    • Es para denunciarlo desde luego que si, no pienso volver lo tengo clarísimo y es cierto que le tenia que haber contestado algo pero me quede tan a cuadros que no supe que decir. Me da rábia porque cuanto tengo que ser borde no lo soy 😉 pero bueno.

      Seguro que le jode más perder a un paciente que mi posible contestación.

      Un besazo guapa!!

  6. Joer pal señor, se ha pasado un poco no? ayy es que me veo en tí y todos esos miedos, y como bien dices en la frase final lo más normal es que salga bien. Intenta que no te mareen, a mi me decían que es malo pero yo me informé mil veces mejor por internet que con los médicos, a mi tienen la manía de no contarme las cosas y asustarme como cuando me sueltan en una eco que el niño tiene “términomédicoraroquenorecuerdo pero en plan que suena fatal con final en fasia o algo así, no me dicen que es, me mandan a otra eco… yo en lágrimas y luego me informé en internet y es que pueden desarrollar un rinón y más que otro pero se soluciona en el mismo embarazo o en las primeras semanas de vida con antibióticos si coge infección y al Querubín menos mal se le pasó en las últimas ecos los tenía igual. Pero si no te hicen que es y se ponen en plan secretismo te asustan. al igual que el tuyo exagerando e inventándose cosas. Que te vengan cisitis y cosas raras también soy experta, no tuve ni una en la vida y en el embarazo varios tipos de vaginitis. Es de lo más normal. Escúchate a ti misma, estáte tranquila, y espero que encuentres un médico que te de seguridad. Un besote preñi!

    • Chocho!!! que te tengo abandonadísima, si te consuela no me da tiempo a leer a otros blogs por lo que no es nada personal XD. Te saco hueco si o si.

      Muchas gracias por tu comentario, veo que no soy la única. Te tratan muchas veces como idiota, omitiendo información que te ayudaría a entender que narices te están diciendo y, sobre todo, a tranquilizarte. Luego te dicen que no mires en interner pero es que no te dejan otra opción.

      En fin, que tu querubin está genial y que mi bichito también lo va estar y punto 😉

      Un besazo solete!!

  7. Qué poco tacto el señor… Mejor si no vuelves, sí. Yo soy como tú, a la de toda la vida, pero si me suelta algo así, no vuelvo. Además, es como dices, te hubiese salido en la analítica. Alarmar por alarmar… En fin.
    Lo de la ropita, puede parecer frivolidad, pero para mí no lo es. Hace una ilusión ver esa ropita tan pequeñita :) Y eso te sube la moral.
    Un besote!

    • Pero poco!! anda y que le den hablando mal y claro, me da rabia porque es el de toda la vida pero siempre que iba era un estrés por lo que me podía decir. Ya se acabó de tonterias, es mi cuerpo y no me va a decir lo que tengo que hacer con él por muy médico que sea. Tú te crees normal que me diga que me van a salir estrias?? eres ginecólogo o esteticien? que le aguante su mujer que ya tendrá bastante con él.

      He dicho!!

  8. Pingback: Semana 23 de embarazo | No es país para madres

  9. Holaaa!
    recordaba algo de este post que pusiste sobre placenta baja
    Como yo ahora estoy en la semana 20 tambien me dijeron lo mismo, más que el bebé tiene los riñones inflamados.. asi que imaginate como debo estar.. muerta de nervios…

Deja un comentario

Required fields are marked *.