No es pais para madres

Semana 23 de embarazo

| 23 Comments

semana-23-de-embarazoAl final me llevé a mi tía a mi segunda visita con la matrona.

Había venido de visita, cruzando el charco, y sabía que le haría tremenda ilusión acompañarme.

Se le truncó eso de ser madre por motivos de salud y sé que está viviendo mi embarazo con mucha ilusión y con la solidaridad propia de las buenas personas que se alegran, pero de verdad, por otras que pasan por algo que les hubiera encantado pasar a ellas.

Y es precioso encontrarte en tu vida con personas así, sean familiares o no.

Muchas veces me he sentido mal o cohibida al contar o compartir con alguien mis alegrías ante el temor de creer fardar de más o hacer sentir mal a la otra persona.

Y tengo a gente así a mi lado, no creáis. Gente que si te pasa algo bueno siempre te sueltan el famoso “qué suerte tienes”. Gente tóxica, como la llamo yo, que te hacían el apaño una noche de copas pero que, ahora, cuando ves tu tiempo más que limitado, cuando intentas estirar las horas para llegar a todo sin mucho éxito, te sobran.

Es bueno pulir tu circulo social cuando vas cumpliendo años.

Me he vuelto demasiado práctica, quizás. O demasiado vaga para atender a todo el mundo. Un poco de las dos cosas.

Es fácil alegrarte por los demás cuando tú te sientes bien pero, cuando no es así, la cosa cambia bastante. Y me incluyo en esa afirmación.

Mi tía tiene un problema de salud que le impide ser madre debido a su medicación.

Nunca quiso serlo, de hecho. Le entraron las ganas algo tarde pero a tiempo para poder hacerlo por vía natural, o por lo menos intentarlo.

Su médico le dijo que probara a suprimir la medicación “a ver que pasaba”. No entiendo como no lo denunció. Su enfermedad no se cura, necesita de pastillas de por vida. No sé qué narices se le pudo pasar por la cabeza a ese tío.

Le entró el instinto maternal a raíz de irme un año a estudiar al país donde vive con su marido. Se hizo cargo de mí, hizo de madre cuando la mía estaba lejos y “la llamada” hizo acto de presencia.

Me siento algo culpable, a pesar de no tener por qué.

Estuvo un año mala hasta que todo volvió a la normalidad. Incluso tuvo que volver a España para que la cuidásemos porque su marido trabajaba y le resultaba imposible atenderla como se merecía.

Ahora han adoptado a una perrita, todos los meses le compra un conjunto y ha dejado todo lo que hacían por las tardes para dedicarse a ella.

Está muy mimada y no soy nada partidaria de humanizar tanto a los animales, aunque yo no pueda evitar hacerlo, pero… ¿qué mas da? Los tres son felices y punto. La quieren como al hijo que jamás podrán tener.

¿Por qué no adoptan? Pues sinceramente pienso que tantas ganas no tendrán. Están bien como están ahora. O eso quiero creer.

En el fondo pienso que es mucho mejor así.

Quiero con locura a mi tía, con sus idas y venidas, con su estrambótica manera de vestir y su gracia al decir que “se caga” en medio de la calle.

Y así pasamos las dos horas que tuvimos que esperar hasta que me atendieran, contándonos cosas. La mayor parte del tiempo eran sobre mi embarazo, lo quería saber todo. El bicho le dio un par de patadas y casi se le sale la sonrisa de la cara.

Todas las que esperábamos nos empezamos a mosquear, y mucho, por la tardanza de la matrona en salir y una de nosotras se atrevió a llamar a la puerta.

Mejor no haberlo hecho porque así no nos hubiéramos enterado de que dentro no estaba ningún paciente sino dos visitadores médicos.

¿Indignante? No encuentro una palabra peor pero, si la hay, debería ser esa la que hubiera usado.

Me cuesta mucho enfadarme dentro de mi estado “modo nube”, “hippie”,  “en la parra”,  “drogada”,  “hormonada”,  etc , pero la situación ya era para hacerlo.

Cuando pasamos, mi tía le soltó alguna indirecta pero la matrona como si oyera llover.

Fue tan maja y lo explico todo tan bien ( eso recuerdo yo, creo que si me hubiera subido de las orejas a la camilla, para hacerme la eco, me hubiera parecido igual de maja, así os hacéis una idea del estado semiinconsciente del que me encuentro con mi embarazo) que olvidé pronto la larga espera.

Eso sí, lo de los visitadores médico no tenía nombre… Menudos ca****** , hijos del odio que van buscando lo que van, sin importarles una mi**** que unas pobres embarazadas estuvieran esperando tanto tiempo y sin comer, eso es lo peor de todo, vaya panda de gi********

Mi mente seguia divagando cuando fue interrumpida por dos cajas llenas de regalos que la matrona depositaba en mi manos de parte de las dos buenas personas que, haciendo su trabajo no más, nos habían dejado “por la espera” (de nada) a todas las que estábamos.

Lo abrí antes de salir, no me pude esperar y habían un montón de muestras y de cosas bonitas y gratis y una botella de agua Bezoya para que le crezca bien a mi niño la Ç*^¨*Ǩ¨ Lo que hace el marketing.a pasado el enfado pero no tanto.las  Bezoya para que le crezca bien a mi niño la Ç*2y48716487stuviera^””@ .

No diré nombres de las marcas responsables de tal bonita acción, se me ha pasado el enfado pero no tanto.

Una tiene su dignidad.

Mas monas las cajas… Lo que hace el marketing.

Se me olvidaba…

Durante la consulta me mandó hacerme la prueba del azúcar, el famoso test de O´Sullivan, el próximo 18 de septiembre. Hay que ir en ayunas y ya veremos a ver si soy de las que vomitan. Hagan sus apuestas.

Por lo demás todo muy bien, la placenta sigue baja pero me comenta que no me preocupe. Es más normal de lo que parece y se suele colocar hacia el final del embarazo.

He engordado, en total, 6 kilos. Voy a buen ritmo (sarcasmo).

Lo más importante de todo: me da lo mismo. Mientras esté sana engordaré lo que tenga que engordar. Ya los perderé.

Y lo más increíble de todo… Hace casi seis meses que no me viene la regla.

¿No es alucinante?

La naturaleza nos hace ahorrar en tampones para luego estar más sueltas comprando pañales. No cayó en que la diferencia de precios es notable, a parte de que nueves meses no es nada comparable con los 3 añitos que se tiran los cagones usando pañales.

¿Pero se le puede culpar a la naturaleza por no saber de economía?

Yo, desde luego, no lo haré. Bastante tiene en estar demostrando siempre que lo de los gays es normal.

Qué bonito se ve el mundo desde mi nube.

Post relacionados

23 Comments

  1. jajaja te como! sigo riéndome con lo de que era tan maja que aunque te hubiera subido de la camilla de las orejas te habría caído bien jajajajaja y lo del agua Bezoya jajajaja qué maja tu tía me encantan los personajes estrambóticos. Un besazo, me están encantando tus post, muaaaa

    • Jajajajaja, estoy inspirada!! hay que aprovechar ahora que me encuentro divinamente, todo puede verse truncado en una semanas que ya sabemos que las hormonas suben y bajan y no se sabe en que me convertiran… que miedo!! XD

      Un besazo wapa mia!!!

  2. Oyeee, yo quiero esa felicidad pasotismo que tienes ahora mismo, pero de por vida, que te resbale todo lo que digan porque estes en una nube oye que tiene que ser sano, ni estress ni ostias que tranquilidad xDDD

    • Hada!! es genial en serio… llevo unos días, sobre todo, que todo es amor. Deberías comercializar estas hormonas, yo las compraria cuando se me pasase este estado XD

  3. Ains esas cajitas, en mi primer embarazo venían batante surtidas, en el segundo eran una vergüenza y es que se nota que con la crisis está la cosa muy mal. Yo creo que deberían prohibir terminantemente dar esas cajitas en centros de salud, hospitales y demás.

    Como veo que tú vas bien,me alegro un montón. Que siga así.

    • Es una verguenza que en horario de atención al paciente tuvieramos que esperar 2 horas para ser atendidas… En un hospital público no deberia de pasar esas cosas como muy bien dices!! pero bueno, no logro enfadarme :( me encantan las muestras

  4. Que bueno que todo salga tan bien!! yo también tuve placenta baja con mi segundo embarazo, nada grave, todo estuvo bien.
    Yo ya voy por las 16 semanas casi 17 y estoy entrando en la nube jajjajajja, en Chile no dan cajitas de muestras ni nada parecido, ojala fuera así cuando te hacen esperar.

    Un abrazo desde el sur del mundo!

    • Buenas desde España!!

      Veo que es muy común lo de la placenta baja, estoy mucho más tranquila con eso. Al principio me asusten un montón pero bueno, veo que no hay por qué. A ver que tal sigue la cosa y enhorabuena por tu casi 17 semanas de embarazo!! estás entrando en la famosa nube, disfrutala!!

  5. Q post más divertido!! Parece una tontería porque no nos conocemos de nada, pero ya es tener un ratito en el curro, y pensar: “Voy a ver q tal está Anita y su “bicho”. jejeje
    Ánimo con el test o’sullivan! Ya nos contarás.

    Un abrazooo

  6. ay que hp hay x el mundo, de verdad..bueno, espero q vaya todo genial, y lo mejor, 6 meses sin regla!! jqjajj bss

  7. Qué superhormonada te leo, jajajajajaja. Céntrate, mujer, jajajajajaja. Me alegra que te vayas agobiando menos y disfrutes más.
    Te tranquilizaré diciendo que el de o’sullivan no es el peor. Ese se sobrelleva. Lo peor es que como te dé alto, te hacen uno con el doble de glucosa y ese es mortal. Pero seguro que lo llevas bien, ya nos contarás.
    Me encanta la historia de tu tía, pero tienes razón en que no se entiende muy bien en por qué no adoptan si tantas ganas tienen de niño. En cualquier caso, me alegra que tenga buena relación porque gente tóxica, como la llamas, hay a patadas.

    • Estoy fatal si jajajaja, a ver lo que me dura.

      Ya os contaré cómo me ha ido, espero que bien. Me han contado de todo la verdad, unas que no la aguantaban otras que no es para tanto. Supongo que será como todo, a cada una les dará de diferente manera.

      A mi me gusta el dulce, espero que ayude XD.

      Un besazo!!

  8. Buenos días Anita, he descubierto hace poquito tu blog, pero me paso todos los días por si hay alguna actualización.
    Este es mi segundo embarazo y, aunque ya no soy primeriza, me encanta leerte porque me recuerdas muchísimo a mí con mi primer nene.
    Siempre he querido ser mamá, tengo un instinto maternal super desarrollado, pero por desgracia las cosas no siempre salen como deseamos y mi primer bebé ya no está con nosotros.
    Ahora, dos años después he conseguido lo impensable, volver a ilusionarme con mi otro bebé, que con sus 22 semanitas patea fuerte en mi vientre. Leerte me devuelve esa ilusión inocente que tuve la primera vez… Gracias.

    • Primero, perdonarme si no actualizo tanto pero estoy de exámenes y un poco liada con todo. Espero poder centrarme más a partir de la semana que viene.

      Segundo, muchas gracias por animarte a escribir y leerme. Siento muchisimo lo del bebé… Me has dejado con la boca abierta y me alegro que te animases con otro bebé y que hayas conseguido volver a estar ilusionada.

      Te deseo que te vaya todo fenomenal, que ya verás como será así y, sobre todo!! ve vas contando eh?? quiero saber como te va.

      Un beso muy fuerte!!

  9. Jajajajajaja! Me ha encantado la parte final del post, estás requeteinspirada, jajajaja!
    Y me alegro de que tu tía sea de esas personas que se alegran de verdad de la buena. Es difícil ser genuinamente feliz por las alegrías ajenas, y más cuando dan en la llaga de nuestras propias carencias.
    Besotes!

  10. De verguenza lo de los visitadores, pero oye, si os dieron muestras, por lo menos algo es algo!! Que te puedes llegar a tirar dos horas y ni un “lo siento” xD En fin, que a mi me ha pasado un montón, con lo años -y la maternidad- he notado increiblemente que mi circulo de gente con la que me apetece estar ha disminuido, mucho. Pero estamos más felices que la puñeta.

    No se puede evitar humanizar un poquín a los animales, yo lo hacía con mi perrín y ahora bueno, a ratos lo seguimos haciendo!

    La prueba y la curva del azucar fueron lo más coñazaco de mi embarazo, con diferencia… Espero que te vaya genial!!!

    • Yo creo que asusta el estar más centrada con los tuyos pero es normal hacerlo con el paso del tiempo, y te quedas con lo mejor sinceramente. Con los mejores amigos y con la mejor compañia. Ya no tienes tiempo para conocidos o para los amigos que eran sólo de copas.

      Y yo con mis conejos que te voy a contar, todavía sigo diciendo que “voy a llevar a los niños al veterinario, ahora vengo”. Cualquiera que me oiga…

      A ver qué tal la prueba, la tengo la semana que viene… UFF

  11. Hola Anita!

    Felicitarte de nuevo por tu post! Me encanta leerte y cuanta razón…
    Esos a los que tu llamas gente tóxica yo los llamo amargados, infelices, celosos… bufff… no te puedes ni imaginar cuantas veces me han preguntado si me he casado embarazada y te lo dicen con un tonito que… de verdad que deseo con todas mis fuerzas estar en estar en esta nube de felicidad dónde estás tu ahora porque yo estoy que muerdo!

    Sigue así que me alegras el día!!!

    Un besazo!

    • Muchas gracias por tus palabres Miracle a mi me animan a seguir escribiendo.

      Ya verás como todo llega y te encontrarás en esa nube!! y a mi me encanta decirles de cuanto estoy y que empiecen a hacer las cuentas de cuándo me casé, es muy divertido jaja.

      Un besazo

  12. Pingback: De compras con la madre y la suegra. Parte 1 | No es país para madres

Deja un comentario

Required fields are marked *.