No es pais para madres

Si el embarazo es la dulce espera, lo que le precede es una auténtica caca

| 10 Comments

FullSizeRender

Mi madre había ido a por Diego a casa temprano, estaba malito y no quería que fuera a la escuela. Mientras, yo me arreglaba tranquilamente en casa. Tarea casi imposible con el peque. (En breve, os mostraré mi día a día en imágenes, para que os hagáis una idea)

Y me fui andando a trabajar, tan feliz. Lo bueno de mi tierra es que, ya puede hacer mucho frío, pero el sol brilla como el que más y el cielo lo tienes tan despejado que su azul parece de mentira. Así da gusto dar un paseo, aunque el destino del mismo no sea el más… apetecible.

Hacía muchísimo tiempo, no quise ni hacer memoria, que no escuchaba música por la calle. Antes lo hacía a todas horas y en casi cualquier sitio. Era la banda sonora de mi vida. Me inspiraba a escribir, a llorar “por qué si”,  a rebelarme contra el mundo, a odiar mi vida, a sonreír por estar viva. Lo era todo.

En esa época quería correr, porque todo me parecía eterno. De hecho, nacemos queriendo alcanzarlo todo con rapidez. Los años nos parecen interminables. Como cuando le pregunté a mi niñera que cuando iría al colegio, mientras miraba esos muros, que me parecían los de la muralla China. “Te queda un año para entrar aquí como tu hermano”, me dijo ella. “¿¿¿Un año???”, me pareció tan eterno que aquella sensación se me quedó grabada para siempre.

Ahora quiero que el mundo pare. Las semanas se me hacen tan fugaces que a veces me cuesta creer que ya es finde. Pero pronto llega el lunes y vuelta a empezar. Voy por la calle despacio para aprovechar esos momentos porque se que, en cuanto ponga el culo en la silla de la oficina y encienda el ordenador, comenzará una frenética jornada de cosas apelotonadas unas con otras que no pararan hasta que Diego dé el suspiro largo de antes de quedarse profundamente dormido, y me tire en el sofá a mimetizarme con el entorno hasta que me entre sueño, cinco minutos después.

Por ello, esos pequeños placeres de la vida en los que parece que todo va más despacio, los reduzco a cuando voy al Mercadona sola, me pego una ducha sin nadie en casa, o por las mañanas cuando salgo con tiempo y no llego tarde a la oficina. Muchas veces no consigo nada de esto, pero así los disfruto más cuando llegan.

¿En que divaga mi cabezota en esos momento? Pues, en bebés. No podía ser de otra manera. En como redecorar la habitación de Diego (soy una loca de cambiar los muebles, me aburren en el mismo sitio mucho tiempo), en como aprender algún canto medieval para atraer a la fertilidad, etc. Lo normal, vamos.

Es mi segundo mes de búsqueda. Me lo estoy tomando mucho mejor que el anterior. Todo sea dicho.

En ese mes de la locura, como lo llamamos en casa, me llegaron sin querer (lo prometo) repetidos los pedidos de test de ovulación y embarazo. La suma alcanzaba a casi 50 TO y 20 TE.

Yo, ante semejantes cifras, pues me vine arriba. Cada vez que iba al baño, me entraba la necesidad urgente de reciclar meadas. Como cuando llovía en mi pueblo y todo el mundo se dedicaba a poner cubos para llenarlos de agua. Los TO y los TE eran mis cubos.

¿Lo único que conseguí? dejarme la vista buscando positivos imaginarios y que se me adelantase la regla como nunca, a los 25 días del ciclo.

Este mes, me he hecho los TO justos para saber cuando ovulo y ni uno más. Y es infinitamente mejor…

En otro post, más técnico, os hablaré de ellos y su funcionamiento. Os acompañaré toda la información con fotos de mis TO para que veáis como se van marcando poco a poco hasta alcanzar el positivo. Que me he comprado móvil nuevo y hay que amortizarlo.

Segundo mes de búsqueda pues… Y los que quedan, si han de quedar. Se acabó el predecir, el pensar que no quiero otro bebé de invierno, etc. Cuando venga que venga.

¿Que quiero que sea ya? Pues claro que si. Pero sin presión, aunque “consejos vendo pero para mi no tengo”

¿Como lo lleváis? ¿Alguna novedad?

Dadme una alegría, por favor.

 

Post relacionados

10 Comments

  1. Te costó mucho quedarte de tu primero? Q ganas de que te llegue ya el positivo!

    • A la primera, por eso a lo mejor me lo tome así en el primer intento. Creyendo que iba a ser igual, y no.

      Pero bueno, que de verdad hay que tomarse esto con tranquilidad. Las obsesiones no son buenas.

      Yo también tengo muchas gangas jeje. Un beso

  2. Pues sí, al principio pensamos asta en qué época del año queremos que nazca… Pero yo también estoy en el punto de que venga cuanto antes, y cuando sea. A mi con la toma de temperaturas y TO me ha pasado similar. al principio lo tomaba cada día. Incluso gastaba TO al final del ciclo para ver cuándo me vendría la regla. Pero ya paso de todo eso, menudo gasto absurdo. Gasto los justos, en cuanto uno ya no me da positivo, confirmo la ovulación con la T y dejo de comerme la cabeza.

    Bueno, decirte que mucha suerte en tu búsqueda del hermanito. Yo aún no tengo ninguno.

    Un abrazo.

    • La verdad es que obsesionarse tanto no tiene ningún sentido. Piénsalo, antes no había tanta parafernalia y la gente se quedaba embarazada sin problemas. Yo soy muy fan de los TO, porque si lo tienes claro, mejor ir al grano y saber cuándo te puedes quedar embarazada. Pero, todo lo demás creo que sobra. En mi opinión personal porque yo soy muy obsesiva a veces y no me viene bien comerme tanto la cabeza. Hasta he dejado un foro que seguía y todo.

      Mucha suerte!! Intentemos disfrutar del momento.

  3. Yo no me planteé en que mes quería que naciera, aunque no quería invierno. Y resulta que salgo de cuentas tres días después del cumple del padre, en Marzo (me encanta). A veces las cosas pasan sin quererlo…

    • En marzo es ideal, por muchas cosas pero bueno. Has tenido suerte con la fecha, disfrútalo. Es una época buenísima y con el calor a la vuelta de la esquina para dar largos paseos con el que será el amor de tu vida.

      Me pongo tontona jaja. Muchos besos y enhorabuena

  4. Uishhh, yo es que me he vuelto adicta a orinar en los palitos!! en serio! yo creo que igual hasta me lo tengo que hacer mirar porque el otro día encontré un TE en casa por casualidad, estaba a día 7 u 8 de ciclo, no estoy buscando embarazo…. Oye, pues no pude evitar hacérmelo!!! Para mí ya es como los juegos esos de laboratorio de cuando era pequeña… jejej

    PD. vamos, ni que decir del resultado del TE 😉

  5. Yo me quedé embarazada en el segundo mes. Pero es que en el primero lo pasé tan maaaal… una obsesión…

    El problema es que me pareció eterno, xq llevaba varios meses antes de empezar la búsqueda mirando y planeando (de aquí que fui a parar a este blog jajaja). Me lo tomé más como una obligación y objetivo a cumplir, que como una alegría. Me llevé tal chasco con los tests del primer mes, que mi pareja me dijo que o cambiaba de actitud o se acababa la búsqueda, xq realmente ENLOQUECÍ. Me di cuenta hasta yo jajajaja

    Así que, el segundo mes, pensé que si venía venía, sin hacerme un solo test, ni leches. Y así fue, cuando bajé la guardia, cataflus.

    Yo tengo ciertas tendencias a enloquecimientos y obsesiones de estas… pero en este asunto, es fundamental sacártelo un poco de la cabeza.

    Muchos ánimos, y… Llegará.

    Un besazo

    • Veo que somos iguales en eso, como queramos algo…

      Yo he tenido que frenar porque no puede ser. No es sano y lo único que consigo es justo lo contrario de lo que quería, que las hormonas anden como locas y no es plan.

      Sé que llegará… Pero cuándo por dios XDDD

Deja un comentario

Required fields are marked *.