No es pais para madres

Y el pánico se apoderó de mí

| 21 Comments

Había alguien en la puerta de la habitación observándonos dormir.

Me costaba ver claramente y abrir bien los ojos para poder percatarme de quién era pero, a la vez, me daba pánico mirar por si se hacía realidad el temor de ver a algo o alguien en la puerta.

Tenía mucho calor pero, aún así, me acurruque cerca de mi marido el cuál dormía profundamente e incluso me dijo unas cuantas cosas sin sentido que le hacía totalmente ajeno a lo que estaba pasando.

De pronto me vi en la qué será la habitación de Diego, estaba todo oscuro y seguía sintiendo mucho miedo. Me empecé a dar cuenta de que, quizás, todo era un mal sueño y me obligué a despertarme.

Poco a poco fui abriendo los ojos y me di cuenta de lo absurdo de la situación.

Esa misma tarde, antes de la mala noche, había entrado en pánico ante el hecho de ver mi tripa tan grande.

Y así llevo desde entonces, con un miedo en el cuerpo que no logro quitarme.

Sé que es normal, sé que me viene bien para estar alerta y prepararme para lo que viene, sé que pasará, sé que no es nada pero aún así ahí está.

Y junto con el miedo se agolpan toda clase de pensamientos negativos y destructivos, sentimientos egoístas etc. Cosas que no te hacen ningún bien.

Siento que me he precipitado, que yo y sólo yo tengo la culpa de estar embarazada. Le pregunto 5 veces al día que me diga que todo irá bien, que me lo prometa, como si eso dependiera sólo de él.

Tengo pánico de perder el control de mi vida, del desorden, de no volver a escuchar al silencio, del caos, de pensar así cuando lo tenga en brazos y sentirme tan culpable de ello que me ponga a llorar y de no poder parar de hacerlo.

Y sé que son las hormonas, estoy en un parque de atracciones donde todo sube y baja rápidamente sin poder hacer nada.

Y no entiendo por qué él está tan tranquilo, por qué sabe que va a ir todo bien. No lo puede saber.

Sabía que me acojonaría tarde o temprano y estaba deseando hacerlo, así piso tierra y puedo prepararme emocionalmente para todo, siempre lo he hecho así, es como me siento segura.

Pero jamás pensé que se asomaría en mi el arrepentimiento, aunque sea tímidamente. Esa sensación egoísta de no querer perder lo que tengo, de no querer ocuparme de nada ni de nadie que no sea yo misma.

Sé que pasará, es lo único que me consuela.

Post relacionados

21 Comments

  1. Pues yo creo que eso nos pasa a todas. Yo tenía claro que quería un embarazo, soy muy echada p’alante y diría que bastante segura de mi misma, y aún así no pude evitar tener los pensamientos de ¿pero qué he hecho, no estaré jodiendo mi vida con lo bien que estaba?, por suerte son pensamientos que duran poco. Ser madre no es fácil y cuando tienes a tu bebé en brazos se te viene un mundo encima, pero sinceramente, tras nacer mi hijo no he tenido jamás la mínima sensación de arrepentimiento ni anhelo por una vida anterior.

    Los hombres son de otra pasta hija, simplemente no se preocupan ;).

    • Sé que es lo que quería y es lo que quiero, a pesar de tener esos pensamientos. Recuerdo las ganas que tenía de ser madre y mi vida cambiará pero quería y quiero ese cambio con todas mis fuerzas.

      Prefiero tener todas estas dudas ahora a llevar un embarazo idílico y que luego se me venga todo encima, una vez que nazca no será fácil claro que no pero así me voy preparando algo 😉

      Esto de las hormonas es un rollo y lo hombres un mundo aparte, como les envidio a veces

  2. Primero no te sientas mal por ello, ni mala persona, para nada. Creo (y en su momento he deseado) que es lo más normal del mundo… A mi me ha pasado ya en un par de ocasiones y como tu dices, con las hormonas que hacen que vivas en un parque de atracciones seguro que aún queda alguna más.
    Es normal tener miedo al cambio, la incertidumbre de como va a ser yodo, nada es fácil. Es inevitable pensar en lo que se pierde, volverte un poco egoísta de golpe, pero creo que lo mejor es ahablarlo. Es lo que he aprendido yo estos meses, que hablar ayuda muchísimo.
    Por otro lado los sueños son nuestros temores y anhelos y ahora te ha tocado eso, a veces sonarás cosas relacionadas con que no puedes dar el pecho, no puedes consolarle y demás. Pero no siempre es así, habrá días que soñarás que le acunas, que le ves dormir plácidamente y te despertarás con una tranquilidad, un amor y unas ganas de que llegue ese día enormes, tan grandes que tras todos lo momentos de “bajón” nunca hubieras pensado que podías tener.
    Ten miedo, pero no te lo guardes, piensa que todo esto es normal y dentro de lo duro y feo que parezca, es parte de esta experiencia en la que creces como persona.
    Un saludo

    • Muchas gracias por tu comentario :)

      Son momentos de bajón y hay que desahogarse jeje, sé que se me pasará, veo a un bebé y se me cae la baba y estoy deseando tener el mío pero la verdad es que da miedo, es un cambio enorme. Creo que si no tuvieramos ese miedo sería algo irresponsable por nuestra parte no? el miedo te ayuda a estar alerta y en dosis adecuadas es bueno.

      Un besazo y gracias de nuevo.

  3. No te preocupes por nada, por que seguro que lo que tu tienes son las hormonas revueltas por el embarazo, que eso sí que es una explosión de hormonas que nunca antes habías tenido en tu cuerpo y claro, no solo cambia tu body si no tu mente…
    He oido que siempre se sueña con lo que se teme y con lo que se desea y si tu ahora estas en plan miedosa por como iran las cosas (puesto q ya te va qdando menos) pues es muy normal todo…
    Ya veras que cuando des a luz y tengas a tu bebe en los brazos se te qita todo!
    Ánimo bella flor! tq

    • Nada hija mía que me entro el cague jaja, es normal que le vamos hacer, las hormonas hacen de las suyas :(

      Un besazo y muchas gracias por esos ánimos que animan!! XD

  4. Yo pienso como Alesandrilla. En mi caso también tenía clarísimo que quería ser madre, y aún así habían días en los que me daba yuyu lo que se me venía encima. Es normal tener dudas ante cualquier cambio, sobr todo con uno tan grande. Pero, al menos desde mi experiencia, es una aventura que compensa infinitamente.
    Besos!

  5. Tranquila, es algo normal. Yo a veces me paro a pensar en que hay 1000 cosas que queria hacer y que no he hecho y que cuando tenga un niño va a ser casi que imposible cumplir todo eso, y me acojono, y pienso ¿y si me espero? aun estoy a tiempo. Pero luego te pones a pensar mas profundamente y dices si en todo este tiempo no he conseguido hacerlas no ha sido por culpa de nadie, y teniendo un niño voy a tener las mismas posibilidades que tenia antes. Y ademas que luego se te cruza un bebe por la calle, se te nubla la mente y olvidas todo eso. Me paso lo mismo antes de empezar a salir con mi chico, decia, quiero viajar, siempre he querido vivir fuera de España, y empezaba a ver por donde iba la cosa con el y me dije, como amigos estamos bien y no quiero atarme a nada porque me quiero largar de aqui, luego llega el amor, se te nubla la mente y te olvidas de todo…Todos esos malos pensamientos se iran cuando le veas la carita a Diego, y puede que cuando pase el tiempo te vuelvan a venir a la cabeza de vez en cuando, pero no eres mala madre, ni mala persona, simplemente eres humana, y no podemos anular esos pensamientos. Estate tranquila y disfruta lo que se te viene, vas a perder muchas cosas, pero vas a ganar muchas otras que estoy segura que te compensan. Muchos besitos guapa. =)

    • La verdad es que si ante este cambio no nos sintiéramos un poco abrumados sería raro, es normal y lo sé. Ya te tocará!!! jaja

      Yo también pasé por mis dudas antes de quedarme pero como me quedé tan rápido no me dio tiempo a arrepentirme :S aunque hubiera terminado haciéndolo seguro. Se me cae la baba con todos los bebés, parezco una loca.

      En fin, un besazo y seguro que te quieres meter en estos lios de hormonas??? XD seguro que sí y haces bien XD

  6. Ánimo, yo creo que es normal sentirse así ante un cambio tan grande, y que además tener tantas hormonas pululando por tu cuerpo no ayuda.
    Lo hecho hecho está y ya solo podemos esperar el resultado. Que sí que va a ser un cambio, pero también una alegría.

  7. Pues este post plasma realmente el miedo que tengo de quedarme embarazada. Hay días que lo tengo claro, pero hay días que pienso “no no, es precipitarse”. Paradójicamente, fuiste tú la que me dijiste que ese pensamiento era lo más normal del mundo en un post anterior!! :)

    No te ofusques. Mañana saldrá el sol otra vez, y lo verás todo con mucho positivismo y muchas ganas. Es una montaña rusa de hormonas y de experiencias vitales.

    No hay nada que te pueda decir nadie q te vaya a tranquilizar. Pero para que no te sientas mal, creo que eso lo piensa tooodo el mundo, aunque hay mucha gente que no se atreva a decirlo. No es de mala madre ni mala persona. Precisamente es de madre y de persona.

    Un abrazo fuerte :)

    • Anda que menuda consejera te buscaste en su momento jaja, no doy ejemplo.

      Tuve dudas antes y ahora también y eso es bueno, como siempre digo.

      Deseando estoy de tenerle en brazos y ver que todo compensa XD

      Un abrazo para ti también y muchas gracias!!!

  8. Habrá días, después de tener s Diego, en los que te arrepentirás y cle dirás a todo el mundo que por qué no te quitó la idea de ser madre. Y junto al miedo sentirás unamor tan grande que te asustará aún más. Es normal que te sientas así, estás ante el cambio más grande de tu vida. Pero fiate de ti misma, pues sabes que pasará. Todo mi ánimo desde aquí.

    • Sé que pasará y sé que es lo que quería más que nada en el mundo, es con lo que me quedo XD

      Muchas gracias por los animos!!! un besazo

  9. tranquila guapa, seguro que es una etapa!! y piensa q cada dia que pasa,es uno menos para tener a tu bebe en brazos =) un besito

    • A veces se hace eterno si pero ya queda menos para verlo XD

      Y luego echaré de menos esta etapa… No hay quién nos entienda jeje.

      Un besazo enooorme

  10. Mi niña, qué mal lo debes estar pasando…como bien dices, es cosa de las hormonas o no, o del simple y normal miedo a la responsabilidad de la maternidad. Ante todo decirte que tú vas a ser una madraza con mayúsculas, que no pienses si por un segundo que eres mala por sentir así. Al contrario, eres capaz de contarlo así abiertamente y eso habla muy bien de ti.

    Él está tranquilo porque él no se va a sentir padre hasta que le vea la cara, al menos el padre de mis hijas se comportó así, me lo confesó después. Tampoco es nada malo, es normal también.

    Te sentirás así muchas veces, a lo largo de tu vida de madre. También te sentirás pletórica de felicidad, con ganas de abrazarte a tu Diego por siempre jamás, con una felicidad indescriptible que no podrás verbalizar. Lo sé Anita. Es lo que sentimos las madres y tú quieres ser madre con todas las de la ley en un país que no es para madres.

    Mucho ánimo guapa, espero que estas palabras y las de todos los que te han escrito aquí te sirvan para coger fuerzas y sentirte mejor.

    Un besazo

    • Mil gracias por tu comentario!! consuela saber que no soy la única a la que le pasa.

      Ellos no son padres hasta que no le ven la cara, está claro y es comprensible, no pasan por ningún cambio físico que le shaga darse cuenta de lo que pasa.

      Esto es así, unas veces estás eufórica y otras no sabes ni donde meterte. Es que realmente es un cambio enooorme. Sé que será a mejor!! pero asusta de todas formas XD.

      Un besazo y muchas gracias de nuevo 😉

  11. Pingback: Semana 19 de embarazo | No es país para madres

Deja un comentario

Required fields are marked *.